El pastor alemán, un destino ineludible para nuestra familia.

Tenia yo 29 años, después de 4 años en Cali en Contacto Bates Publicidad ni imaginaba yo tener un pastor alemán de pedigree.

Al regresar a Bogotá como Director Creativo en la agencia multinacional J. Walter Thmpson, le pedí a mi novia que nos casáramos.

Tiempo maravilloso de mucho trabajo, alta actividad social, creatividad, proyectos y sueños.

A los dos años de matrimonio, nació María José, nuestra primera hija. Mil experiencias y además descubrir que cuando llega el primer hijo, inicia el camino de regreso a las raíces.

Siempre tuve un perro a mi lado; pero desde pequeño añoré la posibilidad de volver a tener un buen pastor alemán.

Así fue como al cumplir nuestra hija su primer año de edad, le «regalamos» el que sería nuestro primer pastor alemán de registro.

Una búsqueda cuidadosa, pastor alemán de pedigree, un resultado maravilloso.

No fue fácil encontrar el perro que buscábamos; yo tenía memoria de perros muy especiales y buscábamos muchos aspectos reunidos en un único ejemplar.

Averiguamos en muchos sitios, pero descubrimos que no era fácil encontrar algo que llenara nuestras expectativas.

pastor alemán de pedigree
Mi hija y yo hace 23 años, en el parque con Ulan. (Foto de mi esposa Lina M)

Visitar y conocer a los criadores, un gusto que repetiría una y otra vez.

Visitamos criaderos de todo tipo. Visitamos los más reconocidos, con excelentes instalaciones, hasta pequeños hogares en los cuales una única hembra presentaba orgullosa su primera camada; todos con las mejores intenciones.

En el proceso conocimos el criadero Santa Mónica, en el cual un grupo de amigos entrenaba, departiendo y disfrutando su «fin de semana de perros»; así lo describió el criador, lo que me interesó muchísimo. Además de necesitar un poco de distracción y distensión de mi trabajo, había allí un ambiente de camaradería muy agradable.

Después de conversar amablemente al calor de un café, nuestras preguntas fueron respondidas satisfactoriamente; seleccionamos inicialmente un cachorro de pelo largo, que en aquella época no eran aceptados para crianza y competencia.

Después de leer mucho y descubrir la increíble actividad que rodeaba al pastor alemán, llamé a la señora Martha de Ruíz, dueña del reconocido Criadero. Adquirimos finalmente un cachorro muy bonito (el último de pelo normal que quedaba disponible).

Fuimos cordialmente invitados a unirnos al grupo en el próximo fin de semana.

Lo hicimos con entusiasmo, aprendimos de cada sesión, de cada charla, en cada momento, sin perder un detalle. Fue una época maravillosa que nunca olvidaremos.

Nuestro perro, al que llamamos «Ulan» de Santa Mónica, llegó a ser un notable macho seleccionado con altas condiciones y un carácter óptimo.

Ulan obtuvo en dos oportunidades la calificación máxima de VA (Excelente sobresaliente) en Colombia.

Fue clasificado Excelente 1º en el campeonato latinoamericano COAPA en Quito – Ecuador.

24 años después de adquirir a Ulan de Santa Mónica, nuestro primer pastor alemán, nos convertimos en cultores de la raza y hemos sido promotores de esta bella actividad en Colombia.

Ulan nos abrió las puertas a una actividad distinta donde nuestras expectativas eran diversión, desetress y aprendizaje sobre el deporte del perro.Todo al aire libre. Nuestro perro nos enseñaba a ser nosotros mismos y nos regalaba una nueva vida.

pastor alemán de pedigree
Una obra bella obsequiada por nuestro amigo Ramiro Duarte en memoria del querido VA Ulan de Santa Mónica.

El regalo más preciado.

Nuestro hija se inició muy pronto en la actividad y hoy después de acompañarnos toda una vida, eligió la profesión veterinaria para su vida. En 2022 esperamos celebrar su grado profesional. Nuestro hijo es también guía y tiene mucho talento.

pastor alemán de pedigree
Nuestra hija María José en el Campeonato Colombiano 2019 como guía de nuestra vicesiegerina colombiana Qromma de Montenegro.

Podios, victorias, derrotas, aprendizaje, alegrías, llegaron de la mano de nuestro pastor alemán de pedigree como nuestro motor en el hobbie de la raza.